Skip to content
16 junio, 2008 / lenyus

Lenyus

Hoooola de nuevo amigos n_n ya estoy de nuevo aqui para compartirles algo que hice hace un tiempo y que me encanta ( Coooorrran !!! len ataca de nuevo!!! ) ¬_¬ Callate genki… mira que casi te cortas las venas cuando la leiste ( ¿Y que podia hacer ya estaba desesperado…?) Solo por eso olvidate de que te cepille tu pelo…. ( NOOOO!!! cof, cof si yo no mas jugaba len ni aguantas una bromita hehehehe) Si claaaaaro genki… bueno amigos espero les guste y espero sus comentarios. n_n

La dulce brisa de la noche acaricia mi rostro cierro los ojos y me dejo llevar por el canto de los grillos el viento juguetea con mi larga cabellera dorada esta vez la llevo suelta decidí quitarme la trenza que habitualmente llevo, un recuerdo del pasado acude a mí abro los ojos no quiero dejarme llevar de nuevo, volteo hacia el campamento donde descansan mis compañeros hace tan solo una hora nos habíamos enfrentado a una manada de fieros lobos y ahora todos estaban exhaustos, la bella guerrera six se encontraba recostada junto al calor de la fogata su fiel y amado pato parecía vigilar su sueño, nuestro joven druida se encontraba en el bosque rezando por las almas de los lobos, aun no logro entender como puede rezar tanto esa debe ser su costumbre, el pequeño maguito revisaba su saco y comía todo lo que había en él, nuestro líder zamael permanecía recargado en un árbol su mirada parece perderse en el horizonte siempre tan distante… ligeros pasos se acercan hacia donde estoy no volteo la fuerza de la costumbre me hace musitar un nombre “ Genki…” mi fiel compañero se recuesta a mi lado acaricio su suave pelo y dirijo la vista al cielo al tiempo que me recuesto sobre el césped y dejo que los recuerdos me lleven al pasado…

Nací en los verdes bosques de Anyus puedo decir que tuve una infancia feliz al lado de mis padres, tuve la dicha de pertenecer a la clase alta, viví rodeada del lujo y el confort más de veinte sirvientes se desvivían por atender cada uno de mis deseos, siempre fui el orgullo de mi amado padre; nunca tomo en cuenta que su primogénito fuese una mujer, por su parte mi madre siempre trato de inculcarme las labores que ella consideraba propias de una mujer, mas nunca le hice caso, mi corazón joven e inquieto me llevaban a buscar otras cosas, admito que no me gustaba usar esos vestidos largos eran muy incómodos para mi y que decir de esas fiestas acompañadas de tanta falsedad e hipocresía, no, eso no era para mi yo prefería convivir con los aldeanos, su sencillez me fascinaba, también gustaba de cabalgar todos los días en compañía de mi padre y mi pequeño hermano, aprender el arte de la espada y a defenderme, recorrer los bosques…

El día en que cumplí 105 años mi padre me obsequió un bello cachorro de lobo era especial y único ya que su pelaje era de color azul quede fascinada con él y lo nombre Genki pero no solo recibí de su parte al cachorro también me regalo un fino arco tallado en bella madera y para a completar el regalo diez flechas con un fino trabajo y una punta en extremo filosa, pero no fue lo único; ese día en la fiesta mis padres hicieron un anuncio oficial anunciaban mi compromiso con el hijo de sus mejores amigos otro joven de clase alta el cual no conocía hasta ese día, no niego que Yaethu era un joven atractivo pero era tan presumido y arrogante, no valió que estuviera inconforme con ese compromiso, la fecha de la boda ya se había decidido y no tenia otra opción además nunca me había atrevido a desafiar la voluntad de mi padre.

Durante los próximos días iba mas seguido al bosque deseaba distraerme de la realidad, un día mientras cabalgaba por un paraje que no había descubierto antes fue cuando descubrí a un joven herido estaba recostado junto aun árbol y lo cubría una capa gris me apresure a prestarle ayuda él estaba casi inconsciente debo admitir que me cautivo su mirada, los días próximo a ese, iba a ver al misterioso joven me platicaba sobre sus aventuras como guerrero y que era perseguido, mi joven corazón se emocionaba al escucharlo y la idea de ir en busca de aventuras en verdad me inquietaba, mas brusca fue mi desilusión cuando al volver aquel lugar ya no lo encontré; se había marchado, la tristeza inundo mi ser ya que ese viajero se había marchado llevándose con el mi corazón, mi ilusión de vivir, al volver a mi casa logre ocultar la tristeza que me consumía por dentro tras una falsa sonrisa a todos logre engañarlos pero hubo a alguien que no, me conocía en todas mis facetas como para que pasara desapercibida mi mirada, no solo sufría yo, también él y yo no me daba cuenta que lo lastimaba con mi dolor ya que él respetaba mi silencio y no se atrevía a decirme nada.

Por fin se llego el día de mi boda con Yaethu era el día más triste de mi vida, todos decían que lucia hermosa; la verdad eso no me importaba mi corazón clamaba a otro, al que se había ido. La boda se celebraba sin mas preámbulos y justo cuando el padre me preguntaba si aceptaba, yo estaba a punto de aceptar cuando alguien montado en una bello caballo irrumpió violento en la iglesia gritando que no podía casarme ya que ese no era mi destino yo estaba asombrada por la situación y no dejaba de verlo mi padre violento me ordeno que aceptara yo no podía negarme baje la mirada y voltee hacia el padre mas antes de que pudiese hablar un grito resurgió violento en la iglesia “Así es como me enseñaste a que debo luchar por mis ideales en la vida, no hagas que te pierda el respeto… hermana” fue cuestión de segundos arroje el ramo y salí corriendo en busca del jinete me monte en su caballo y salimos huyendo de la iglesia mi madre lloraba desconsolada y mi padre se derrumbaba sobre la silla no podía creer que me atreviera a contrariar su voluntad.

En el camino ambos permanecimos callados hasta que rompí el silencio “Gracias hermano” él me devolvió una sonrisa “ Vamos no podía dejarte sufrir, Genki y yo no lo soportábamos mas”, dirigí una mirada a mi fiel lobo que nos seguía los tres huimos ese día a iniciar nuestra aventura, descubrí que por mi condición de ser una elfa me era muy fácil robar y fue así como ese día murió lenyus karin y nació Len, la ladrona, siempre he mentido sobre mi pasado he invento historias de que perdimos a nuestros padres en una apuesta, es mejor si nadie conoce sobre ti.

Fue en una de nuestras huidas que llegamos al pueblo de Etnar se ofrecía una buena recompensa y nosotros nos encontrábamos huyendo y necesitando dinero, fue en ese lugar donde conocí a mis compañeros al principio no concordábamos pero creo que con un poco de tiempo nos iremos acoplando.

Recapacitando en mi pasado sé que no solo huí por buscar libertad, o aventuras no hay una razón mas fuerte que me obligo a desafiar a mi padre y a aceptar la propuesta de mi hermano… y es por que anhelo encontrar a aquel joven elfo que conocí hace dos años y decirle las palabras que consumen mi corazón…
TE AMO…

Pero también deseo ver a mis padres y decirles lo mucho que los amo, sé que algún día mis aventuras terminaran y cumpliré ese deseo, mientras continuare con mi vida no quiero errar mi camino quiero descubrirme a mis misma y saber quien soy en realidad… una chica de clase alta o una ladrona… o simplemente una joven enamorada que va en busca de su gran amor… no lo se algún día lo descubriré…

By. Lenyus

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: