Skip to content
19 diciembre, 2009 / eleefece

De Dragones y Mazmorras (otra vez). Dungeons and Dragons 4th Ed.

Ya hace tiempo que nadie postea nada en este blog y una de las razones de ello es a la que le dedico este post; si, efectivamente, estoy hablando nada más y nada menos que de la cuarta edición de Calabozos y Dragones.

Portada Manual de Jugador

El nuevo D&D

Como indico en cada uno de mis artículos, esta reseña no pretende dar información técnica detallada ni mucho menos, son solo mis dos centavos con respecto a esta nueva edición. Así que para empezar voy a enumerar las cosas que me han agradado de esta versión:

Como nota extra, aclaro que todas las comparaciones las hago con 2da. edición ya que es con la más estoy familiarizado (3ra. nunca me ha llamado la atención).

La creación de personajes:

Siendo honestos una de las partes más tediosas de D&D siempre ha sido la creación de personajes (o mejor dicho, el llenado de la hoja de player, sobre todo de aquellos que juegan por primera vez). Ahora en 4ta edición a lo sumo te lleva alrededor de 20 minutos o menos si usas el software Character builder (el cual pueden encontrar en la entrada previa de Dragones y Mazmorras ); En comparación, hacer el mismo personaje en 2da edición era un proceso que podía llevar más de 1 hora por personaje, eso sin duda es un gran avance.

Las tiradas:

Las pruebas de habilidad, tiradas de ataque y en si, toda acción en la que debas tirar los dados ha sido simplificada a la simplificada con la siguiente formula:

Tirada vs. Dificultad

Muy al estilo del sistema D6 ahora todas las tiradas (léase: ataque, habilidad, poder) deben superar el número propuesto por la dificultad (armor class, defensa, dificultad). Esto es muy bueno ya que elimina la confusión de tener pruebas encontradas cuyos resultados eran opuestos (uno debía tener resultado arriba de x y el otro abajo y el ganador era el que mejor hubiera salido en dicha prueba). Aclaro que esto ya se había aplicado en 3ra edición, pero ha sido bastante refinado en esta nueva edición.

Los estatus y resistencias:

Antes cuando mirabas la entrada del troll en el manual de monstruos, mencionaba el poder de regeneración del mismo, pero lo mencionaba de tal forma que uno debía echarse un clavado en los otros libros para dar con el significado de dicho poder y su funcionamiento, lo mismo pasaba con muchos estados, como por ejemplo las resistencias. Ahora en esta edición el funcionamiento de muchos poderes ha sido simplificado de una manera eficiente y por demás grata, ahora, por ejemplo, cuando un monstruo posee regeneración, esta viene acompañada de un numero en concreto (ej. regeneración 5) lo cual significa que dicha creatura se regenera 5 puntos de vida al inicio de cada ronda, lo mismo aplica para las defensas y resistencias.

Bien, hasta ahí las cosas pintan muy bien para D&D 4ed. Sin embargo hay algunas cosas que no han sido de mi completo agrado.

Los Clérigos y los Healing Surges:

Los Healing surges, para quien no sepa, es una cantidad igual a ¼ de los puntos de vida totales de un personaje, la cual puede elegir curarse a costa de su turno, lo cual ha dejado el papel del Clérigo, personaje de soporte por excelencia, al de mero remedo de inspirador. Esto no es necesariamente malo, ya que esto significa que un grupo sin clérigo ya no esta condenado a no salir del suelo. Por el lado del clérigo esto lo hace quedar muy mal parado, ya que ya no es el curador del grupo (ahora cualquiera se puede curar), tampoco es el inspirador (este papel ahora le corresponde al warlord), y tampoco es el usuario de magia con mejor ataque físico (titulo que ahora ostenta el warlock). Lo cual me hace pensar que solo dejaron la clase del clérigo por los aumentos y más que nada por pura nostalgia.

El Enfoque general del juego:

Y con esto me refiero al hecho de que ahora más que nunca el juego esta demasiado enfocado al combate, igual se que esto depende del moderador y su estilo de juego; al final esto es un juego social y es ahí donde radica la diversión, pero cuando el manual te indica cosas como esta sabes que algo no anda bien.

El nuevo enfoque de D&D

¿Así o más claro?

Obviamente esta entrada es del capitulo de combate de la guía del moderador de juego (o dungeon master), aun así, resume muy bien el enfoque primario de D&D 4ed, o como muchos bien dicen la Warcraftizacion de Calabozos y dragones.

La sobre dependencia a las miniaturas y la cuadricula:

Nunca me han gustado las miniaturas y solo en contadas ocasiones hemos utilizado cuadricula, los rangos se median en pies y al usar cuadricula uno sabia que un cuadro eran 5 pies y así uno prescindir de la cuadricula y utilizar la regla del “ojo de buen cubero” y no pasaba nada.

Ahora en 4ta edición todo esta “optimizado” para el uso de miniaturas y cuadricula y cada aspecto del juego ha sido pensado para usarse con estos implementos; no estoy insinuando que sea imposible jugarlo sin ellos, pero si alguien toma un libro de D&D por primera vez, lo primero que le vendría a la mente es que ocupa de dichos implementos para jugar y no es así.

Los Elfos y los Eladrin:

La adición de los Eladrin al repertorio de razas de D&D sigue siendo una verdadera incógnita para mi, si uno lee la descripción de la raza en el manual del jugador para luego compararla con la de los elfos de ediciones pasadas, rápidamente se da uno cuenta de que ¡son la misma cosa! Y ahora los elfos son solo gente orejona que vive en los bosques.

Ya para terminar quiero decir que aunque Calabozos y Dragones 4ta edición, tiene sus puntos flacos, aun así creo que las mejoras y simplificación del sistema opacan dichas fallas, haciéndola una excelente edición, apta tanto para quienes toman una hoja de player por primera vez, como para aquellos que saben llenar una de memoria. Demostrando una vez más porque es el rey de los juegos de rol.

Hasta la próxima y Saludos.

Anuncios

2 comentarios

Dejar un comentario
  1. sir sagard / Ene 18 2010 9:09 PM

    me parece interesante la comparacion que haces, estab buscndo algo asi y me tope con tu blog. tengo solo una cosa que discutir: la incursion de las miniaturas.
    es cierto que antes no se utilizaban (llevo jugando calabozos desde segunda edicion) y se jugaba bien, pero con las miniaturas (que las puedes reemplazar por frijoles si quieres)y la cuadricula se organiza mucho mejor el combate y te lo digo por experiencia. en segunda edicion hubo varias ocaciones en las cuales todo era un revoltijo que no se entendia, ahora es mucho mas facil manejar los encuentros se vuelven mas dramaticos.

  2. eleefece / Feb 4 2010 5:28 PM

    Primero que todo, gracias por comentar y disculpa por tardar tanto en responder.

    Creo que debí extenderme un poco más sobre las miniaturas. Si bien es cierto que hacen el juego (por no decir las batallas) un poco más cómodas, me molesto principalmente el hecho de que en si los libros ya no te proporcionan la opción para jugarlo sin miniaturas (el hecho de que no lo mencionen como algo opcional).

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: