Skip to content
17 enero, 2013 / lenyus

¿Quien se ha llevado mi queso? Análisis de la lectura.

¿Quien se ha llevado mi queso?

Análisis de la lectura.

En “¿Quién se ha llevado mi queso?” creo que el autor busca enseñarnos que, en la vida, uno puede alcanzar su queso (tomando en cuenta que seria todo aquello que el ser humano anhela para progresar en el ámbito personal, laboral y hasta económico) pero, para llegar a él, deberá superar los obstáculos que pueden aparecer en el camino.

Puede decirse que, a través de esta parábola, Johnson nos demuestra la importancia de aceptar y afrontar los cambios, entenderlos de forma positiva para que nos conduzca hacia nuevas oportunidades.

Los Ratones:


Olí: Es observador, detecta el cambio antes de que se manifieste y toma decisiones rápidamente.
Corrí: Es activo, no piensa en las posibilidades de una decisión y es perseverante.
Los Liliputienses:

Parecido a los ratones pero se parecen mucho a los sentimientos de los humanos
Kif: Se niega al cambio por temor a tomar una mala decisión.

Kof: Al principio del relato, le costaba adaptarse al cambio, pero supo vencer el miedo a equivocarse. Después fue cambiando, aprendió a tomar decisiones rápidamente, perseverar y tomar los problemas con humor.

Este libro busca enseñarnos que no hay que desfallecer en el camino hacia nuestros objetivos y nunca perder el entusiasmo por mas que la dificultad nos agobie y nos haga pensar y entrar en temores que solo nos llevarían a nuestro fin. Siempre hay que estar alerta y preparados a los cambios que se dan en nuestras vidas y además de esto saber prever y oler nuestro “queso” para saber cuando empieza a descomponerse, es decir siempre debemos administrar correctamente nuestras vidas y observar las posibles variaciones que puedan darse, para luego no vernos sorprendidos por algún cambio repentino y desagradable. También hay que aprender a reconocer nuestro errores y reírnos de nosotros mismos, ya que no hay mejor forma de vencer nuestro miedos y eliminar nuestra negatividad.

No debemos acostumbrarnos a lo fácil, ni perder el mismo interés ni entusiasmo con el que empezamos al hallar nuestro objetivo, ya que este podría variar repentinamente y nos haría caer en una desesperante situación.

Debemos adaptarnos a los cambios y perder el temor hacia ellos. Saber prever para no ser sorprendidos por una desagradable ocasión de cambio.

Anuncios

One Comment

Dejar un comentario
  1. paola / Abr 2 2014 8:35 AM

    weii me gusto mucho este análisis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: